jueves, 25 de octubre de 2012

Las asociaciones naturalistas ASCEL y ACENVA comunican a la Junta de Castilla y León su intención de tomar las medidas judiciales oportunas y exigir las responsabilidades que proceda, en caso de que en alguna comarca se abata un número de lobos superior al autorizado.



Las asociaciones naturalistas Ascel (Asociación para la Conservación y Estudio del lobo) y ACENVA (Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid) han comunicado mediante un escrito dirigido al Consejero de Fomento y Medio Ambiente de la comunidad de Castilla y León, su intención de tomar las medidas judiciales oportunas y de exigir las responsabilidades que proceda, en caso de que se abata, en algunas de las comarcas contempladas en la “RESOLUCIÓN de 28 de septiembre de 2012, de la Dirección General del Medio Natural, por la que se aprueba el Plan de aprovechamientos comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León, para la temporada 2012/13.”, un número superior de ejemplares al establecido en el mencionado documento.

Este año, el sistema de precintos utilizado por la administración, al menos en la provincia de Palencia, contempla, por ejemplo, la expedición de un mínimo de 24 precintos a diferentes cotos de una camarca, en la que solo puede abatirse un ejemplar. En el resto de comarcas la situación es muy similar.

Este sistema no cumple con el punto 5 de la resolución anteriormente citada, que dice que siempre se contemplará la no superación del cupo establecido por comarca, pues se pueden dar casos en los que se desarrollen varias cacerías a la vez, todas ellas con precinto legal, lo que puede propiciar con facilidad el abatimiento de un numero de lobos muy superior al contemplado en los cupos.

Así mismo, estas asociaciones han pedido a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, información sobre la gestión de los precintos, así como el criterio de expedición de los mismos en todas los terrenos de la comunidad situados al norte de río Duero.

No hay comentarios: