viernes, 7 de agosto de 2020

ACENVA exige medidas rápidas y contundentes a la Junta de Castilla y León, ante el gravísimo caso de envenenamiento de fauna ocurrido en Wamba (Valladolid) recientemente.

 

Envenenamiento de fauna en Tierra de Campos (Valladolid) Año 2010.

 

Valladolid, 7 de agosto de 2020. 

Después del último caso de envenenamiento de fauna que se ha producido en el municipio de Wamba en la provincia de Valladolid, según la propia Junta de Castilla y León “se trata del mayor episodio de envenenamiento que se ha producido en los últimos años en Castilla y León”, desde la Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA) exigimos medidas rápidas y contundentes, independientemente de las que puedan realizarse por vía judicial y penal, se proceda está misma semana a la suspensión del aprovechamiento cinegético durante un mínimo de 4 años.

Hay que recordar que en la comarca donde se ha producido este delito, se acumulan muchos otros casos similares que se han repetido en los últimos años como en los municipios de Velliza y Castrodeza, en los que la Junta de CyL ya tomó la medida de la suspensión del aprovechamiento cinegético,

Queremos recordar también que, a fecha de hoy no se han tomado medidas por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ante graves casos de envenenamiento producidos en años anteriores en la provincia de Valladolid, en los municipios de Villafrades de Campos, Villavaquerín o Curiel de Duero. 

Exigimos una actualización de la Estrategia Regional de Castilla y León para la lucha integrada contra el uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural y del  Plan de Acción para la erradicación del uso ilegal de cebos envenenados en el medio natural en Castilla y León,  de la Junta de Castilla y León que está demostrando su total ineficacia desde su aprobación.

Consideramos necesario además que dentro del anteproyecto de ley de gestión sostenible de los recursos cinegéticos de Castilla y León que se está tramitando ahora, se incluya como infracción muy grave el uso o manipulación de venenos o cebos envenenados,  comercio ilegal de productos venenos o cebos envenenados, así como incluir la suspensión del aprovechamiento cinegético durante un tiempo mínimo de 5 años cuando se den casos de envenenamiento de fauna, y que esta sanción se cumpla íntegramente, con indiferencia de que se apliquen o no medidas compensatorias por el coto sancionado.

El uso de cebos envenenados está estrictamente prohibido por la legislación autonómica, nacional y europea estableciendo sanciones económicas que pueden llegar hasta los 60.000 euros e inhabilitación para el desarrollo de actividades cinegéticas hasta 5 años. Además está tipificada también como delito en el Código Penal pudiendo alcanzar penas de hasta 24 meses de cárcel.  Aparte puede ser un gravísimo problema de salud pública.

Lamentablemente, en esta provincia se siguen produciendo sistemáticamente envenenamientos de fauna protegida históricamente y según indica el informe “El veneno en España evolución del envenenamiento de fauna silvestre (1992-2017)” (1) la comunidad de Castilla y León es una donde más casos de envenenamiento de fauna acumula, y en concreto la provincia de Valladolid es líder en casos de mortandad en concreto de especies en peligro de extinción como el milano real ( Milvus milvus).

Desde el comienzo de su fundación, la Asociacion para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid se ha volcado contra el uso de cebos envenenados, realizando prospecciones para detectar casos de envenenamiento  en la provincia de Valladolid.

 

(1) de la Bodega, Cano, Mínguez, 2020. El veneno en España. Evolución del envenenamiento de fauna silvestre (1992-2017). SEO/BirdLife y WWF, Madrid.