jueves, 18 de agosto de 2016

Las asociaciones de conservación de la naturaleza de Valladolid denuncian la sobreexplotación agrícola, por segundo año consecutivo, del río Cega a su paso por la provincia de Valladolid, así como la negligente actuación de las administraciones competentes en la gestión del agua (Confederación Hidrográfica del Duero) y en la conservación de los elementos naturales de río (Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León)




Por segundo año consecutivo año las asociaciones de conservación de la naturaleza de Valladolid ( Asociación Garrápinos, Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid y Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono de Valladolid)  denunciamos que el cauce del río Cega aparece seco en el tramo inmediatamente superior a la presa de El Cardiel, en  la provincia de Valladolid, evidenciando la sobreexplotación de caudales para el riego agrícola, así como la dejación de funciones por parte del organismo de cuenca (CHD), que está obviando el Real Decreto legislativo 1/2001, de 20 de julio de 2001 o texto refundido de la Ley de Aguas, que contempla, explícitamente, la necesidad de armonizar el uso del recurso agua con la conservación del medio ambiente, indicando la obligación, por parte de los organismos de cuenca, de mantener un caudal ecológico, por encima del uso para riego.

El cauce del río Cega se encuentra nuevamente totalmente seco y reducido a una serie de encharcamientos donde los peces se hacinan muriendo por déficit de oxígeno. La situación evidencia un nuevo episodio de sobreexplotación de caudales por parte de las numerosas explotaciones agrícolas que extraen agua de los acuíferos que nutren el cauce del río.

Nuevamente el organismo de cuenca, la Confederación Hidrográfica del Duero, ignora el mantenimiento de los caudales ecológicos establecidos por el propio organismo y permite la extracción de agua para riego cuando los caudales se sitúan por debajo de dicho caudal ecológico, poniendo de manifiesto el más absoluto desprecio por la conservación de ecosistema fluvial por parte de dicha administración, que antepone el uso privativo del agua frente a la conservación del patrimonio público. La sobreexplotación de caudales para riego agrícola provoca la ausencia de agua en superficie y la ruptura de continuidad longitudinal del cauce, provocando la muerte de las especies piscícolas de los tramos afectados, que aun no se han recuperado de la mortandad ocurrida el pasado mes de julio de 2015. En el día de ayer se estaba produciendo la muerte de decenas de peces, la mayoría de ellos pertenecientes a la especie barbo común (Luciobarbus bocagei), endémica de la península ibérica, mientras que otros muchos ejemplares yacían muertos a las orillas de los escasos encharcamientos donde se hacinaban.

Recordamos una vez más que el caudal ecológico, establecido por la propia CHD, se sitúa, para situación normal en 0,28 m3/s, y para situación de sequía, en 0,14 m3/s. El pasado 22 de julio se registra un caudal por debajo de este límite (0,12 m3/s). A partir de esa fecha el caudal sufre variaciones, situándose definitivamente por debajo del límite establecido a partir del día 5 de agosto. A pesar de que estos datos están disponibles en la propia página web de la CHD, el organismo de cuenca no restringe los riegos, provocando la situación actual de sequía del cauce y muerte de fauna piscícola.
Si el año pasado la CHD alegaba las inusuales condiciones climatológicas para justificar la sequía del río, esta primavera se cita como una de las más lluviosas de los últimos años, lo cual pone aun más en evidencia que son los riegos abusivos de la zona los causantes de tales situaciones de sequía total. 

También hay que recordar que la zona está catalogada como Lugar de Interés Comunitario (LIC), actualmente Zona de Especial Conservación (ZEC) dentro de la RED NATURA 2000, LIC-ES4180070 Riberas del Cega, cuya gestión es competencia de la Consejería de medio Ambiente de la junta de Castilla y León, a través de su Delegación Territorial en Valladolid. Obviamente, esta administración también está ignorando su responsabilidad como ganarte de la conservación de las especies y ecosistemas, en este caso del tramo afectado.

Las asociaciones firmante lamentan, asimismo, que tengan que ser las propias ONGs, que se financian únicamente con las cuotas de sus asociados y las donaciones de particulares, las que tengan que realizar la labor que deberían estar realizando los funcionarios de la CHD y de la Consejería de medio Ambiente, organismos públicos que cuentan con presupuestos de millones de euros, sin ser capaces de tan siquiera de vigilar la evolución de los caudales y de evitar situaciones de sequía total del cauce y la consecuente muerte de fauna piscícola.



Insistimos en recordar que El Real Decreto legislativo 1/2001, de 20 de julio de 2001 o texto refundido de la Ley de Aguas, contempla la necesidad de armonizar el uso del recurso agua con la conservación del medio ambiente. En el artículo 59.7 se especifica que "los caudales ecológicos o demandas ambientales no tendrán el carácter de uso... debiendo considerarse como una restricción que se impone con carácter general a los sistemas de explotación... Los caudales ecológicos se fijarán en los planes hidrológicos de cuenca. Para su establecimiento, los organismos de cuenca realizarán estudios específicos para cada tramo de río".

jueves, 11 de agosto de 2016

En contra de la autorización ambiental para el “Centro Integral de Tratamiento de Residuos No Peligrosos”, en San Martín de Valvení (Valladolid).







Vista de la zona donde se situaría el Centro de tratamiento.
San Martín de Valvení (Valladolid)



La Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono de Valladolid (ARBA Valladolid) y la Asociación para la Conservación y Estudio para la Naturaleza de Valladolid (ACENVA), manifiestan su desacuerdo con que se conceda la autorización ambiental para el “Centro Integral de Tratamiento de Residuos No Peligrosos”, en San Martín de Valvení (Valladolid).

Está semana hemos presentado alegaciones a la Dirección General de Calidad y Sostenibilidad Ambiental de la Junta de Castilla y León, para que no se autorice dicho proyecto. Ya que afectaría a la Zona Especial de Conservación dentro de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.


El vaso de vertidos se situaría sobre terrenos de alta permeabilidad –muy superior a la permitida por la ley- en la misma cabecera de un pequeño arroyo temporal que vierte al río Pisuerga en un tramo incluido en el Lugar de Importancia Comunitaria “ ES4140082 Riberas del Río Pisuerga y afluentes”, lo cual supondría un hecho grave y peligroso.

Dentro del Proyecto, en el Estudio de Impacto Ambiental (realizado en enero, mes poco propicio para un trabajo de campo completo), se observan deficiencias en el apartado de flora. No aparece apartado alguno que tenga en consideración la presencia  de Ephedra distachya y  de Nepeta hispánica, ni tampoco apartado que evalúe la incidencia del proyecto sobre estas especies o se planteen medidas preventivas o correctoras que permitan su pervivencia en el lugar.

Recientemente miembros de dichas Asociaciones han localizado en la zona estas dos especies las cuales se encuentran protegidas en Castilla y León en virtud de lo expresado en el decreto 63/2007 de 14 de junio por el que se crean el “Catálogo de Flora Protegida de Castilla y León” y la figura de protección denominada “Microrreserva de Flora”, donde aparecen ambas incluidas como “Especies catalogadas de atención preferente”.

Por la composición litológica y edáfica de la zona no se descarta la presencia de otras comunidades florísticas también protegidas que podrían resultar tanto o más interesantes y en cualquier caso aumentar el valor botánico del lugar.


miércoles, 10 de agosto de 2016

La Junta de Castilla y León aumenta de forma injustificada e irresponsable el número de lobos a abatir en la provincia de Valladolid.



Desde la Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA) consideramos absolutamente injustificado, además de una absoluta irresponsabilidad por parte de la Junta de Castilla y León , el aumento del cupo anual de caza del lobo en la provincia de Valladolid, (de 3 a 5 ejemplares/año en tan solo dos temporadas) según publica el Plan de Aprovechamientos Comarcales de lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla y León para las temporadas 2016/2017, 2017/2018 y 2018/2019 (Bocyl 8/8/2016).


Debido a que el último censo elaborado por la propia Junta demostró que las poblaciones de lobo se habían reducido en la provincia de Valladolid durante los últimos años, desde ACENVA pensamos que esta decisión responde únicamente a criterios electoralistas y sectoriales, adoleciendo esta de cualquier criterio científico o conservacionista y poniendo en serio riesgo la conservación de la especie en el ámbito territorial.

La Junta de Castilla y León publica en su pagina web que el “cupo”, ya contempla la mayor dotación de vigilancia por parte de la administración, cuando por todos es conocida la falta de medios y efectivos, cada vez mayor, de la que adolecen los cuerpos encargados de velar por nuestro patrimonio natural. También se afirma que se ha tenido en cuenta a la hora de establecer los cupos, la mortalidad accidental (ejemplares atropellados...) e incidental (envenenamientos y furtivismo), cuando estas cifras son incalculables en la practica y muy variables en el tiempo, debido a numerosos y diversos factores de difícil estudio y comprensión.

Cabe recordar que el Plan de Conservación del Lobo, aprobado recientemente, no ha recogido ninguna de las propuestas aportadas por las asociaciones conservacionistas en el periodo de información pública, y que la Administración ha tardado más de dos años en contestar a las mismas.

Todo esto demuestra, a juicio de ACENVA, un intento esperpéntico por parte de la Administración de justificar la persecución feroz a la que está sometiendo a esta especie en todo el ámbito comunitario, así como de camuflar una política de exterminio propia de otros tiempos.

El Tribunal Supremo de Justicia de Castilla y León, ya anuló el cupo de caza del lobo aprobado por la Junta para la temporada de caza 2011/2012, declarándolo irregular, lo que aún resta mayor credibilidad a la Administración regional, confirmando su absoluta falta de capacidad para gestionar esta especie y de interés por su conservación.

Diferentes asociaciones conservacionistas locales, regionales y nacionales, estamos ya estudiando poner en marcha diferentes acciones de carácter jurídico y social.

De no modificarse urgentemente la política de la Junta respecto a esta especie animal, es posible que el lobo desaparezca por completo de los campos de la provincia de Valladolid en pocos años.
Desde ACENVA hemos podido constatar a lo largo de estos últimos años, que ya se ha rarificado en extremo o ha desaparecido de amplios espacios de la provincia, territorios donde hace tan solo unos años era frecuente.



viernes, 8 de julio de 2016

Realizado el Censo de colonias de Avión Común (Delichon urbicum) de la ciudad de Valladolid.







La Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA) en colaboración con la Concejalia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid ha realizado el censo de colonias de Avión Común (Delichon urbicum) de la ciudad.

Este censo ha contado con la participación de 30 voluntarios,  fomentando la participación ciudadana, y el conocimiento de la biodiversidad urbana.

En concreto se han censado 2681 parejas reproductoras de Avión común, que están distribuidas por las diferentes zonas de la ciudad, en concreto las colonias se encuentran  en:

- Plaza Mayor, Avenida de Recoletos.
- Zona sur. Carretera de Rueda y Parque Arturo León. Urbanización Valparaíso.
- Barrio de las Delicias.
- Barrio de Pajarillos.
- Barrio de la Pilarica / Barrio belén / Campus  Universitario de Miguel Delibes.
- Avenida Ramón Pradera.
- Urbanización Pinar de Jalón.
- Barrio de la Victoria y urbanización Puente Jardín.


El avión común es una especie migradora que realiza los nidos en edificios, es un ave muy beneficiosa, ya que se alimenta solo de insectos.
Hay que recordar que se encuentra estrictamente protegida por las diferentes leyes tanto nacionales como europeas, así como sus nidos. 
Por lo que hacemos un llamamiento a los vecinos de Valladolid para que no retiren sus nidos, siendo estas aves insectívoras  un indicador de una buena calidad medio ambiental de la ciudad.




martes, 3 de mayo de 2016

III Censo de Avión común (Delichon urbicum) en la ciudad de Valladolid.




Próximamente realizaremos el III Censo de  Avión común  (Delichon urbicum) en la ciudad de Valladolid, en colaboración con el Ayuntamiento de Valladolid.
El ultimo censo lo realizamos  en 2010 , con un resultado de 2117 nidos en la ciudad de Valladolid, es un buen momento para evaluar el estado de la población de está especie en la ciudad.
Más adelante os informaremos sobre las fechas de realización del censo.

sábado, 2 de abril de 2016

PROYECTO AUTILLO





Hoy hemos estado instalando dentro del Proyecto Autillo de ‪#BiodiversidadUrbana las últimas cajas nido de autillo (Otus scops) en el Campo Grande y las Moreras, con la colaboración de la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid.
También tenemos puestas para está especie en la Fuente El Sol y la ribera del Pisuerga y Museo de la Ciencia.

miércoles, 30 de marzo de 2016

Alegaciones en contra de la Modificación de características de concesión de aguas del río Cega en la provincia de Segovia.




La semana pasada presentamos alegaciones en contra de la Modificación de las características de concesión de aguas  del río Cega, con destino a la recarga artificial del acuífero de la comarca del Carracillo,  por parte de la Comunidad de Regantes El Carracillo de la provincia de Segovia proyecto MC/C-713/2015-SG (ALBERCA-INY).
Ya que después de producirse la sequía total de algún tramo del río Cega en la provincia de Valladolid el verano pasado y la mortandad de fauna piscícola protegida por la legislación y catalogada en peligro.
Es inadmisible el extraer más agua del río Cega para “supuestamente” recargar el acuífero, siendo la realidad aumentar el regadío en la zona cuando no hay agua disponible para ello, todo ello incumpliendo diferentes normativas tanto autonómicas, nacionales y europeas. Afectando directamente a la biodiversidad del río y su entorno.