martes, 9 de febrero de 2010

Las organizaciones ecologistas lamentan la muerte por envenenamiento de un Águila Imperial Ibérica en Valladolid .



El pasado 28 de Enero de 2010 fue encontrada muerta un ejemplar adulto de Águila Imperial Ibérica (Aquila adalberti) en la comarca de Olmedo (Valladolid). Casi con toda seguridad la causa de la muerte fue por envenenamiento a falta de confirmación oficial de los análisis. La presencia de esta especie de rapaz es muy reciente en la provincia y este desgraciado acontecimiento supone un fuerte freno en la lentísima expansión que está presentando en la última década.
Este suceso, en el que se encontó tambien un Azor (Accipiter gentilis), es el último de una larga serie de envenenamientos que se han venido produciendo recientemente en la provincia de Valladolid y en Castilla y León. Se da la circunstancia de que un envenenamiento similar se produjo en verano de 2009 en la misma zona y que provocó la muerte de 14 Milanos Negros (Milvus migrans). Desgraciadamente los ejemplares que son localizados en estos hechos suelen ser una mínima proporción de los afectados debido a la dificultad que supone encontrar los cadáveres.
El Águila Imperial Ibérica es una especie endémica de la Península Ibérica. Su población mundial asciende a 253 parejas, de las que 42 habitan en Castila y León. Por tanto la responsabilidad que tiene en su conservación la comunidad castellano y leonesa es vital para la supervivencia de esta especie calificada como “En Peligro de Extinción” según el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.
El envenenamiento para el control de las poblaciones de predadores, como aves rapaces, lobos, osos o zorros, es una práctica ilegal absolutamente prohibida por todas las normativas europea, nacional y regional por las gravísimas consecuencias que tiene sobre la biodiversidad, al afectar indiscriminadamente no solo sobre especies protegidas sino tambien cinegéticas, e incluso la salud humana. Es considerado como un delito y las sanciones a los implicados en envenenamientos pueden alcanzar hasta 24 meses de carcel.
La ONU declaró el Año 2010 como el Año Internacional de la Biodiversidad (IYB) que pretende difundir información, promover la protección de la diversidad biológica y alentar a las organizaciones, instituciones, empresas y público en general a tomar medidas directas para reducir la pérdida constante de la diversidad biológica global.
Ante todos estos acontecimientos las asociaciones abajo firmantes exigen que se apruebe con urgencia una nuevo plan de estrategia regional contra el veneno que incluya, entre otros, estos términos:
· Creación de grupos de trabajo multisectoriales en los que estén presentes la administración, ganaderos, agricultores, ONGs conservacionistas y cazadores.
· Limitar o prohibir el acceso a productos venenosos para fines no controlados.
· Aumentar la vigilancia en zonas susceptibles de ocurrir estos delitos.
· Elaborar planes de recuperación de la fauna en las zonas y para las especies afectadas, donde se haya producido un envenenamiento.
· Formación de agentes especializados en la investigación e intervención en delitos ambientales y creación de patrullas caninas especializadas.
· Endurecimiento de las sanciones y penas impuestas a los envenenadores.
· Cierre, cese o suspensión inmediata de las actividades cinegéticas con la finalidad de una potencial recuperación del hábitat y sus especies.
Además queremos hacer notar nuestro profundo desagrado y decepción porque algunas de las medidas tomadas a cabo tras otros recientes envenenamientos han sido anuladas por defectos administrativos, como en Unión de Campos (Valladolid), dando la sensación a los implicados de una total impunidad.
SUBSCRIBEN:
· Asociación para la Conservación y Estudio de la Naturaleza de Valladolid (ACENVA)
· SEO/BirdLife
· Grupo Ornitológico Alauda
· GREFA
· Asociación de Naturalistas Palentinos (ANPA)
· Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL)
· Colectivo Azálvaro
· Ecologistas en Acción

No hay comentarios: