miércoles, 23 de febrero de 2011

SEGUIMOS IGUAL......en CASTILLA Y LEÓN.




Seguimos igual que el año pasado con envenenamientos de fauna protegida en Castilla y León, se siguen produciendo de manera sistemática en todas las provincias.

El año pasado se produjo la muerte por envenenamiento de dos águilas reales (Aquila chrysaetos) en Zamora .Los casos más graves se han produjeron en las provincias de Ávila y Valladolid, en concreto los casos de envenenamiento de Águilas Imperiales Ibérica (Aquila adalberti) que con la aparición de dos dameros en junio en el municipio de Mingorria (Ávila) sumando 6 águilas imperiales ibéricas muertas por envenenamiento, en un corto periodo de timepo, cinco en la comarca de La Moraña.
Poniendo en claro peligro de extinción e impidiendo su expansión y consolidación de territorios en la provincia de Valladolid.
En enero de 2010 apareció un ejemplar de águila imperial iberica , junto un azor envenenadas en Olmedo, y dos semanas antes se encontró también envenenada una hembra de águila real adulta también en Olmedo, lo que supuso la perdida de la única pareja reproductora de águila real en la provincia de Valladolid.
Más otros casos de envenenamientos en la provincia en 2010 :
* Velliza : cuatro Milanos reales (Milvus milvus) y una Corneja (Corvus corone corone) en febrero de 2010.
* Tierra de Campos (Cuenca de Campos, Ceinos de Campos, Villavicencio de Campos) : dos Buitres leonados (Gyps fulvus), siete Busardo ratoneros (Buteo buteo), siete Cuervos (Corvus corax), dos Cornejas (Corvus corone), siete Milanos reales (Milvus milvus) ,un Lobo Ibérico en marzo de 2010.

De estos casos gravísimos de envenenamientos a fecha de hoy todavía la consejeria de Medio Ambiente, no ha tomado ninguna medida.

Este 2011 también siguen los envenenamientos masivos en Castilla y León:


Empezamos en enero con la aparición de varios zorros muertos en La Seca (Valladolid) , este fin de semana se ha recogido un lobo muerto en Monasterio de Vega (Valladolid) posiblemente muerto también por envenenamiento, y habiendo muerto por envenenamiento en Castilla y León en el año 2010 un mínimo de siete ejemplares de lobo.
En la provincia de Soria, han aparecido 22 buitres leonados, 2 zorros... también muertos por envenenamiento en estos días

Ante esta gravísima situación desde ACENVA, exigimos a la Consejeria de Medio Ambiente, que en cada caso de envenenamiento, la primera medida administrativa que se realice de manera inmediata es la suspensión del aprovechamiento cinegético para favorecer la recuperación de la fauna afectada de toda la comarca donde se produzca el envenenamiento.

Así como la aprobación de manera urgente el plan de lucha contra el veneno en Castilla y León, en el cual se contemplen las siguientes medidas:

1º.- Crear una mesa de trabajo (grupo de trabajo o consejo asesor) donde estén representados todos los colectivos afectados (administración pública, asociaciones profesionales agrarias, colectivos cinegéticos, ONGS conservacionistas…). Donde se analicen y sigan todos los casos, desde la denuncia a la resolución judicial y administrativa. Así como se planifiquen las distintas acciones a llevar a cabo.

2º.- Difusión pública de los casos de envenenamiento detectados por la administración, SEPRONA o denunciantes particulares, así como de las estadísticas de los Centros de Recuperación de fauna silvestre (detallando, lugar del envenenamiento, especies, número de ellas, agente tóxico detectado en el animal….).

3º.- Delimitar los puntos negros (mapas) de envenenamientos, teniendo en cuenta las zonas con más carga ganadera, casos anteriores de envenenamientos y poblaciones de fauna especialmente vulnerable (especies necrófagas, en peligro de extinción).

4º.- Aumentar la vigilancia (agentes medioambientales especializados en el delito junto a patrullas caninas, de gran éxito en otras Comunidades Autonómicas) en las zonas más problemáticas (mapas de riesgo).

5º.- Limitar el acceso a productos potencialmente venenosos(o más usados para tal efecto). A profesionales que tengan en su poder un carné de manipulador de productos tóxicos, así como también llevar un registro de venta de esos productos, detallando el punto de venta y el comprador de ese producto.

6º.- No autorizar ni fomentar por parte de la Administración, envenenamientos masivos y legales (explosión demográfica del topillo campesino Microtus arvalis). Por la imagen lamentable dada del “todo vale” en el control poblacional. Análisis general de la situación actual y previsión de actuación ante futuros rebrotes.

7º.- Endurecimiento por parte de la Administración de las sanciones y penas impuestas a los envenenadores. Impulsar las actividades de investigación y persecución de los infractores.

8º.- Cierre, cese o suspensión de las actividades cinegéticas, ganaderas (aprovechamientos de pastos públicos), temporal o definitivo, parcial o total, en los terrenos o cotos cinegéticos afectados por casos de envenenamiento, en función de su naturaleza (Diferenciar claramente los casos de envenenamiento si son de origen cinegético o ganadero) extensión o gravedad. Pudiendo llegar a la cancelación de las ayudas locales o europeas a las explotaciones implicadas en casos de envenenamientos.

9º.- Rápida e inmediata indemnización administrativa a los afectados en caso de daños producidos por la fauna silvestre (lobo, oso, perros…) a los bienes de naturaleza humana. El desamparo y la desazón producida por la tardanza administrativa en estos casos, deriva frecuentemente en el uso de venenos y otras artes prohibidas, especialmente nocivos para la fauna silvestre.

10º.- Modificación de la normativa de retirada del ganado muerto y creación de lugares habilitados para el deposito de reses muertas en el campo (muladares) aprovechables no solo para aves sino también por mamíferos. En zonas con más riesgo de ataques por parte de estos o con grandes poblaciones para evitar la conflictividad con el sector ganadero.

11º.- Elaboración de una campaña de sensibilización sobre el efecto y las consecuencias del uso del veneno en el medio rural.


Así mismo exigimos a todos los grupos políticos Castilla y León, se pongan a trabajar para erradicar esta lacra del envenenamiento en nuestra región.

Y tambien hacemos un llamamiento a cazadores, agricultores, ganaderos… para que denuncien a quien realice esta practica ilegal de envenenar fauna , ya que en la mayoría de los casos de envenenamiento se sabe quien lo ha realizado pero no se denuncia.


No hay comentarios: